dissabte, 30 de juliol de 2016

El planeta se queda sin sus grandes bestias

Article publicat a El País

Un grupo de científicos alerta: la Tierra va camino de perder a sus mayores mamíferos



¿Es posible imaginar la Tierra sin gorilas, tigres, elefantes, rinocerontes, osos, guepardos, búfalos...? ¿Un futuro cercano en el que tuviéramos que mostrar vídeos de leones a escolares como quién enseña maquetas de dinosaurios? Parece un escenario inimaginable, pero un grupo de especialistas alerta en un estudio de que no solo es probable, sino posible, a este ritmo de degradación de los ecosistemas y la biodiversidad.


"Los humanos han sido una fuerza motriz responsable de un proceso sostenido de extinciones y declives en la abundancia de numerosas especies de animales"
Históricamente, "los humanos han sido una fuerza motriz responsable de un proceso sostenido de extinciones y declives en la abundancia de numerosas especies de animales", escriben en su artículo los más de 40 expertos que lo firman conjuntamente. Y esta fuerza está arrasando como nunca. Sus cálculos son muy alarmantes: en el siglo XXII podría no quedar ni uno de los considerados grandes mamíferos. Ni los emblemáticos como el oso polar ni los más desconocidos como el órix cimitarra, que ya está a punto de extinguirse.
Sus datos son suficientemente expresivos: en la actualidad, el 59% de los grandes carnívoros (aquellos de más de 15 kilos) están oficialmente amenazados de extinción. Y lo mismo sucede con el 60% de los grandes herbívoros (los de más de 100 kilos). Y aunque se han hecho importantes esfuerzos para salvar a algunos de estos animales, como con los grandes carnívoros europeos, no serían más que parches a juzgar por la alarma con la que importantes expertos en biodiversidad describen la situación. El riesgo es particularmente crítico en África Subsahariana y el sudeste asiático.




Los datos son suficientemente expresivos: en la actualidad, el 59% de los grandes carnívoros están oficialmente amenazados de extinción. Y lo mismo sucede con el 60% de los grandes herbívoros
El problema va más allá de la desaparición de un animal bonito o emblemático. Cada vez hay más ciencia que muestra el papel de estos grandes mamíferos como especies clave en sus entornos, de los que depende un equilibrio muy delicado. Son "ingenieros de ecosistemas", dicen, capaces de regular efectos en cascada en la biodiversidad que los rodea. Además, prestan servicios económicos y sociales fundamentales en las comunidades que los tienen cerca.
Los científicos explican que hay varios factores que están acabando con la megafauna, que por sus características suele estar más expuesta a la desaparición. "Los mamíferos de gran porte son extremadamente vulnerables a tales amenazas debido a sus requerimientos de áreas extensas para mantener poblaciones viables, sus bajas densidades (especialmente en el caso de los carnívoros) y en general por poseer rasgos de historia de vida típicos de especies ecológicamente catalogadas como lentas", escriben.


"Los mamíferos de gran porte son extremadamente vulnerables debido a sus requerimientos de áreas extensas, sus bajas densidades (especialmente en el caso de los carnívoros) y en general por poseer rasgos de historia de vida típicos de especies lentas"
En algunos casos, como los leones, la amenaza es la reducción drástica de sus territorios y la presión de la frontera agrícola. En otros, la culpa es la deforestación de sus hábitats. Los elefantes son el mejor ejemplo de animales amenazados por una caza furtiva que solo quiere comerciar con sus marfiles. Otra amenaza es la desmesurada expansión ganadera: por cada gran herbívoro salvaje que encontremos en el planeta, hay 400 cabezas de ganado rumiante.
En su estudio, que publica BioScience y que viene respaldado por Wildlife Conservation Society, los científicos aseguran que tienen la responsabilidad colectiva de alertar al planeta y de proponer soluciones a las sociedades y sus gobiernos. Aseguran que no se resignan a limitarse a escribir el epitafio de estos animales, como ya han tenido que hacer con el rinoceronte blanco del norte, por ejemplo.
Por ello, cierran su artículo con una declaración de trece puntos, en los que reclaman reconocer la amenaza, entender que se van a extinguir y apreciar la gravedad del asunto. Además, señalan que salvarlos no es incompatible con el desarrollo humano, por lo que exigen aumentar los esfuerzos institucionales, el apoyo de los gobiernos, mejorar el marco normativo y los mecanismos financieros para salvar de la desaparición de estos animales. Y acaban recordando "la obligación moral colectiva de proteger la megafauna de la Tierra".

Dependencias energéticas

Article publicat al diari  Público

29 Jul 2016
Jordi Roca Jusmet
Catedrático de Economía de la Universidad de Barcelona (UB)
El 14 de julio, el Ayuntamiento de Barcelona presentó una ambiciosa estrategia energética. El primer punto del comunicado de prensa hablaba de “transición hacia la soberanía energética”. Soberanía se entiende habitualmente como opuesto a dependencia. En el caso de la energía podemos hablar, como mínimo, de tres aspectos de dependencia.
El primer aspecto es la dependencia respecto a recursos que proceden del exterior. En este sentido, la dependencia de la ciudad de Barcelona es prácticamente total. Si ampliamos el marco territorial de referencia hacia el área Metropolitana de Barcelona o incluso hacia toda Cataluña, el uso de recursos locales aumenta algo pero sigue siendo muy pequeño. Encontramos más instalaciones de transformación energética (como por ejemplo refinerías o centrales térmicas) pero los recursos primarios -petróleo, gas natural o uranio- proceden del exterior de forma totalmente mayoritaria. Si nos fijamos en el sector eléctrico, Cataluña es uno de los países más nuclearizados del mundo: más de la mitad de la producción eléctrica proviene de la fisión del uranio, un recurso importado por mucho que las estadísticas oficiales se empeñen en incluir la energía nuclear dentro de las fuentes propias cuando calculan el grado de autoabastecimiento energético.
Un segundo aspecto es la absoluta dependencia respecto a unas grandes compañías energéticas. En el caso de la electricidad, el llamado oligopolio eléctrico (con Endesa, Iberdrola y Gas Natural como elementos más destacados) domina totalmente el mercado catalán y español, tanto en la generación y en la comercialización como, casi al 100%, en la distribución, un monopolio natural concedido a empresas privadas en prácticamente todo el territorio. El papel de entidades alternativas que defienden otro modelo energético, limpio y descentralizado, como es el caso de la cooperativa Som Energia es muy positivo pero todavía es marginal y se encuentra con dificultades en un contexto regulador muy desfavorable.
Un tercer aspecto de dependencia, que liga mucho con el anterior, es el de la ciudadanía respecto a la provisión externa de energía. No obstante, cada vez se abren más posibilidades para que las familias y pequeñas empresas, individualmente o cooperativamente, generen la propia energía con un modelo descentralizado de producción-consumo, la expresión más clara del cual es la generación de energía fotovoltaica en los edificios. Lo ideal no son unidades totalmente aisladas sino interconectadas en red, y que en algunos momentos aboquen energía al exterior y en otros la absorban. Lamentablemente el actual marco legal español pone muchas trabas al desarrollo de este modelo de “generación distribuida”.Avanzar hacia un modelo que desarrolle las fuentes propias y limpias no sólo nos haría más independientes (la dependencia o independencia es siempre una cuestión de grado) en todos estos sentidos con sus ventajas económicas y sociales, sino que también tendría otra consecuencia tanto o más importante: reduciríamos las amenazas ambientales sobre el conjunto de la humanidad disminuyendo las emisiones de gases de efecto invernadero y el injustificable legado de residuos radiactivos que en algunos casos mantienen su peligrosidad durante miles de años. Tenemos que evitar que la vida de otras poblaciones y el futuro de nuestros descendientes dependan negativamente de nuestras decisiones irresponsables.Las dificultades para cambiar el modelo energético son enormes y, en este contexto, la decisión del Ayuntamiento de Barcelona de contribuir a esta tarea a nivel de la ciudad y extendiéndolo a nivel metropolitano es una noticia excelente. La hoja de ruta municipal no pasa solo por invertir en energías renovables en edificios e instalaciones públicos, sino también por empoderar a la ciudadanía para reducir su dependencia respecto al oligopolio eléctrico, con el ahorro energético, la eficiencia y la inversión en energías renovables y pudiendo optar por ser clientes de una nueva comercializadora eléctrica pública al servicio de un nuevo modelo energético que se prevé que esté operativa antes de acabar el actual mandato.

dijous, 28 de juliol de 2016

Tu dinero es la deuda de alguien

Article publicat a El Salmón Contracorriente
Propuesta de Positive Money para acabar con endeudamientos
25 de julio de 2016

Hoy en día sólo el Banco Central Europeo puede imprimir billetes. La banca crea dinero sólo cuando piensa que es rentable prestarlo, prefiriendo invertirlo en especulaciones inmobiliarias etc. mientras que muestra poco interés en estimular la economía real. Positive Money es un movimiento británico que ha resucitado una propuesta de reforma monetaria de la década 1930, denominada como Chicago Plan. Esta es su propuesta.
Tu dinero es la deuda de alguien
Alf Melin (CC)  
Tienes dinero gracias a alguien que se ha endeudado. Todo el mundo dirá que no se acuerda de haberle obligado a pedir préstamos, por eso vamos a ver cómo nace el dinero.
Una cosa que distingue el dinero de cualquier otro producto y/o servicio es que tú no puedes crear dinero y ponerlo en circulación. Puedes cultivar verduras para comerlas si tienes huertas, puedes coser ropas para vestirte si sabes hacerlo y puedes diseñar tu propia página web si lo sabes, pero no puedes imprimir billetes de 5, 10, 20 ó 50 euros y gastarlo porque es un delito. Hoy en día sólo el Banco Central Europeo puede imprimir estos billetes y emitirlos a través de otras entidades financieras cuando le piden efectivo con tal de que no sólo devuelva el principal sino también las tasas de interés.
Pero hoy en día la mayoría del dinero está creado y existe como saldos positivos en las cuentas bancarias. Cuando Jorge solicita al banco el préstamo de 150.000 euros para comprarse una casa y se aprueba este pedido, lo que hace esta institución financiera no es sacar efectivos de 150.000 euros desde el cofre y entregárselo al prestatario, sino teclear esta cifra a su cuenta bancaria y así nace el dinero. Jorge le paga al inmobiliario, el inmobiliario les paga a sus proveedores etc. por transferencia bancaria, y no hay necesidad de efectivo. En Reino Unido, donde este proceso de creación monetaria por la banca privada está ya en un estado avanzado, el propio Banco de Inglaterra admite el hecho de que el 97,4% de la libra esterlina está creada como dinero bancario (véase abajo). Vamos a ver lo que significa este hecho en un ejemplo.
Supongamos una comunidad de seis personas (Ana, Bruno, Cristina, David, Elena y Fernando). El 01 de enero de 2016, Ana y Bruno toman un préstamo de 100 € con tasas de interés de 5% por un año respectivamente y empieza a circular el dinero entre los seis para intercambiar bienes y servicios. A finales de 2016, las seis personas tienen los siguientes valores:

COMUNIDADAnaBrunoCristinaDavidElenaFernandoTotal
Saldo11060105150200
Deuda1051050000210
En este caso, Ana puede pagar su deuda mientras que Bruno no lo puede, y aunque todos los demás sean tan solidarios como para darle todo el dinero (35€) a Bruno, le falta 10€ y su bancarrota sería inevitable. Pero el 31 de diciembre de 2016 Cristina y David consiguen préstamos de 200€ respectivamente y le pagan a Bruno para que pueda cancelar su deuda. A finales de 2017, los seis tienen los siguientes saldos:

COMUNIDADAnaBrunoCristinaDavidElenaFernandoTotal
Saldo55605010250380
Deuda0021021000420
En este caso, ni Cristina ni David puede pagar la deuda porque Fernando retiene la mayoría del dinero. Si él se pone solidario, todavía es posible salvar a uno de ellos, pero obviamente es imposible que ambos cancelen su deuda porque falta 40€. De esta anécdota, podemos decir lo siguiente:
  • El dinero se pone en circulación exclusivamente como crédito bancario = deuda: Tienes dinero porque se ha endeudado alguien (tus clientes / vecinos / empresas locales / ayuntamientos / gobiernos autonómicos o el estatal…)
  • La única solución para posponer la bancarrota es inyectar aún más créditos
  • La acumulación del dinero puede impedir que los prestatarios devuelvan dinero
Además, la banca crea dinero sólo cuando piensa que es rentable prestarlo, prefiriendo invertirlo en especulaciones inmobiliarias etc. mientras que muestra poco interés en estimular la economía real.

Propuesta de Positive Money

Es en este contexto que ha nacido Positive Money , un movimiento británico que ha resucitado una propuesta de reforma monetaria de la década 1930, denominada como Chicago Plan. Sus tres propuestas son:
  1. Arrebatar a la banca el poder de la creación de dinero para convertirlo en un proceso democrático, transparente y que rinde cuentas
  2. Dinero creado libre de deuda
  3. Que el dinero llegue a la economía real antes que a los mercados financieros y a las burbujas inmobiliarias

Vídeo: 3 simples cambios para refundar nuestro sistema monetario actual

Se podrá aprovechar este nuevo dinero para cancelar las deudas existentes sin volver a endeudar a nadie. Será un sistema monetario más sostenible porque hay menos riesgos de insolvencia. Mientras que hoy en día la gente está reacia a gastar dinero en esta economía con dinero escaso, se cambiará su comportamiento radicalmente con este dinero afluente, y también se mejorarán los servicios públicos gracias a la disponibilidad de más presupuestos. Quizá el gobierno llegue a reducir impuestos porque sobra el ingreso.


A menudo se rechaza esta propuesta por el miedo a la hiperinflación. Es fundamental obligar que el nuevo mecanismo de la creación monetaria (quizá por el banco central o por un nuevo comité monetario) monitoree también los precios: que inyecte más cuando bajan precios e inyecte menos cuando suben.

Impactos globales

Hoy en día existen diferentes corrientes interesantes que apoyan esta propuesta:

La Fundación Renovables considera que la reducción de emisiones propuesta por la Comisión para España es perjudicial para nuestra economía

Publicat al web de  Fundación Energías Renovables

22 de julio de 2016 -. El miércoles se publicó la propuesta de reparto por país de la reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero de la Unión Europea para sectores difusos (transporte, edificios, agricultura y residuos). El objetivo común de la UE es reducir un 30% de sus emisiones sobre las que tenía en 2005.
En este reparto, a España le ha tocado un 26%, bastante cerca de la media. La lógica que parece haber seguido la Comisión es exigir más a aquellos países con mayor renta per cápita y exigir menos a los más pobres. Hasta aquí el reparto parece no tener nada de malo o criticable. Sin embargo, la Fundación Renovables considera que la propuesta para España es un objetivo de tan fácil cumplimiento, tan laxo, que puede resultar perjudicial para su desarrollo económico.
Como ya señaló el propio semanario The Economist en 2006 el que la UE se comprometiera a reducir sus emisiones con el Protocolo de Kioto le dio ventajas competitivas con respecto a Estados Unidos (de aquí la fuerte presencia de empresas renovables de la UE, incluyendo españolas, en EEUU) que no se ratificó y la Comisión volvió a insistir en ello al proponer reducciones más estrictas para 2020. Los objetivos más ambiciosos se traducen en innovación y competitividad (además de mejoras ambientales) y los más laxos no.
El 26% de la reducción que se exige a España (desde sus niveles de 2005) casi se ha cumplido en la actualidad. En 2013 la reducción que se había producido era superior al 21% por lo que, pese al aumento de emisiones de los dos últimos años, significaría que Europa le pide a España que reduzca en los próximos 15 años sus emisiones -para sectores tan importantes como el transporte, los residuos, la agricultura y los edificios-  tan solo alrededor de un 5%.
Para la Fundación Renovables, teniendo en cuenta las capacidades de España como país y la obligación y oportunidad de descarbonizar su economía en el medio plazo, cumplir un objetivo tan nimio significará que no se producirá innovación suficiente y que estamos perdiendo el carro del progreso.
Entendemos que en las discusiones de la UE se habrá tenido en cuenta que gran parte de las reducciones se produjeron en España por motivo de la crisis económica y que España tendrá que tener un futuro más halagüeño en crecimiento económico y generación de empleo, lo que no debería significar que el progreso sea en el sentido no deseable de más energía y mas emisiones. Los objetivos marcados desde una Europa de dos velocidades ambientales no van a empujar nuestra economía sino todo lo contrario.
En este sentido, un ejemplo es el sector transporte, más concretamente el del vehículo eléctrico, en el que estamos a la cola de Europa. Si no revertimos este dato en el corto plazo, los productores terminarán migrando a países donde se producen más matriculaciones de vehículos electricos, perdiendo, además de una oportunidad de mejorar la calidad del ambiente y de la vida urbana, un importante motor de creación de empleo.
Desde la Fundación Renovables se señala también que muchas soluciones ya están en marcha y llevarán a reducciones de emisiones más importantes que las que exige este objetivo. Medidas como los planes emprendidos desde los diferentes ayuntamientos de España para reducir la contaminación, fundamentalmente por la obligación de mejorar la salud de los ciudadanos o las políticas de urbanismo y movilidad que reduzcan la necesidad de transporte, acerquen viviendas y puestos de trabajo y mejoren la calidad de vida de todos.
En el sector residuos las mejoras deben ser también importantes. De hecho, estamos obligados a reducir al 10% los residuos urbanos que van al vertedero en 2030 y aumentar mucho los objetivos de reciclado y preparación para reutilización por normativa europea. En un país que está por encima del 50% en residuos a vertedero, cumplir con estos objetivos, exigirá un cambio ambicioso e innovador del sector para trasformar los residuos en recursos (incluyendo sistemas de depósito para asegurar un mayor reciclado y de calidad y posibilitar la reutilización) y entrar en una economía circular con menor consumo de energía y materiales, con innovación a tope en un sector actualmente atrasado.
La Fundación Renovables considera, así mismo, clave para nuestra economía el sector de la edificación. Sólo un 1% de los edificios en España cumple con la normativa más exigente en eficiencia energética por lo que el margen de actuación es enorme. Tenemos un parque que hay que remodelar de manera extensiva (la Comisión plantea como objetivo 2020 en su Hoja de Ruta 2050 para uso eficiente de recursos, el renovar un 2% del parque edificado anualmente, ¡casi medio millón de edificios al año en España)! y lo bueno es que reactivar el sector de un modo sostenible fomentaría la creación de empleo precisamente en el sector en el que más se ha perdido y para muchos años.
¿Por qué entonces la Comisión espera tan poco de nosotros para los próximos 15 años? No se debe tratar de capacidad ni de necesidades sino de que la Comisión, con sus políticas de austeridad, lleva cerrando el grifo a los países del Sur durante años y ha impedido cualquier política de expansión económica, aunque también pudiera ser porque esto es lo que desea nuestro Gobierno en funciones y es lo que ha pedido a la Comisión, como lo ha hecho Polonia, ya que ambos consideran la reducción de emisiones gravosa para el modelo económico insostenible que se quiere seguir propiciando.
La Fundación Renovables denuncia que menores objetivos ambientales, a la larga, perpetúan la brecha, nos condenan. Aquellos países con objetivos más ambiciosos ganarán la batalla de la innovación mientras que los países en los que los objetivos políticos no resulten un desafío, no generarán el tejido productivo de futuro para una economía descarbonizada y estarán  condenados a vivir peor
Señores de la Comisión Europea, España no necesita que sean poco exigentes con sus compromisos ambientales. Lo que este país necesita son inversiones suficientes , eficientes y eficaces, justamente para poder descarbonizar el transporte, la edificación, la agricultura y los residuos como objetivo deseable en sí mismo a todos los efectos y buenos para los españoles

dimecres, 27 de juliol de 2016

Nuevo plan urbanístico de París: más vegetalización, más eficiencia energética, más movilidad sostenible

Post publicat al web  Terraqui



El Plan Local Urbanístico de París fue presentado por su alcaldesa, Anne Hidalgo, el pasado 4 de julio de 2016. En el ámbito ambiental se recogen las disposiciones y apoyos dirigidos hacia una movilidad más sostenible que conlleva el incentivo de supresión de aparcamientos para coches y un uso de la bicicleta que pretende alcanzar un 15% del total de los desplazamientos urbanos en 2030. En paralelo, se ha desplegado un plan específico en materia de logística urbana atendiendo a la logística de último kilómetro. Ambientalmente, destacar el impulso de la vegetalización de los edificios –especialmente las fachadas y cubiertas- y la reglamentación para el aumento de laeficiencia energética y el desarrollo de la energía renovable de los edificios y la creación de un estudio para cartografiar la biodiversidad en París para acabar desarrollando una trama verde y azul para la ciudad de las luces.
El nuevo Plan Local de Urbanismo (PLU de ahora en adelante) de París presentado para su evaluación final quiere responder a los objetivos políticos del mandato actual del Ayuntamiento de París, dirigido por la alcaldesa Anne Hidalgo. Estos son los objetivos que se propusieron en el ámbito ambiental:
  • Biodiversidad y naturaleza en la ciudad. Más allá de los parques y jardines de la ciudad se quiere seguir desarrollando el riego en la ciudad mediante la vegetalización y agricultura urbana en el espacio público, las fachadas y las cubiertas.
  • Transición energética y adaptación del territorio al cambio climático.Se propone, entre otras medidas, potenciar proyectos de alto rendimiento ambiental, luchar contra los islotes de calor urbanos, reforzar la eficacia energética de los edificios, más desarrollo de la vegetalización de los inmuebles y el desarrollo de la producción de energías renovables y de recuperación.
  • Calidad de vida, como, por ejemplo, la prioridad a los transportes públicos y los desplazamientos activos así como la creación de espacios logísticos urbanos para luchar contra la contaminación atmosférica y los perjuicios ocasionados por los desplazamientos motorizados que permitan mejorar la calidad de vida y la salud de los parisinos.
Para la realización del nuevo PLU, se efectuó primero un diagnóstico urbanísticode los 9 años de aplicación del antiguo PLU, que recabó la siguiente información:
  • Se han realizado esfuerzos que han favorecido la sobriedad energética de los edificios.
  • Se han creado 46 nuevos jardines, grandes parques o extensiones de jardinesexistentes, que representan cerca de 30 hectáreas en todo París.
  • Se han vegetalizado casi 45 cubiertas. Las normativas introducidas en el artículo 13 del reglamento del PLU para la preservación y la puesta en valor de espacios verdes privados, que participan en el objetivo de conservación y refuerzo de la biodiversidad en París.
  • Un estudio de AirParif de 2002-2012 demuestra que la reducción del tráfico rodado, la potenciación de los transportes públicos (extensión de líneas de metro y tranvía) y la circulación de transportes limpios (Vélib, Auto- y Utilib´) han permitido alguna rebaja de contaminación atmosférica. Sin embargo, el Ayuntamiento reconoce que queda mucho por hacer cuando además existe una preocupación creciente por la contaminación atmosférica, tal como lo indica el PADD (Plan d’aménagement et de développement durable: Plan de ordenación y desarrollo sostenible).
  • Certificación de 3 barrios de París como EcoBarrios en 3 operaciones urbanísticas y una cuarta en proceso bajo la figura urbanística ZAC (acrónimo de Zone d’Aménagement Concerté).
El PLU ha tenido en cuenta documentos de reglamento superior al suyo propio a la hora de elaborar su propuesta:
A su vez, además de este PLU los próximos meses París también participará en el proyecto metropolitano y los esquemas estratégicos como el plan climático metropolitano o el esquema metropolitano de coherencia territorial.
La nueva propuesta de PLU propone las siguientes medidas para responder tanto al mandato del actual gobierno como a las orientaciones de los documentos de rango superior:
Biodiversidad y naturaleza en la ciudad

De acuerdo con el Esquema General de coherencia ecológica (SRCE), se quiere desarrollar la elaboración de una trama verde y azul en París con el fin de aumentar la circulación de especies vegetales y animales y reforzar la biodiversidad en la ciudad.
Para ello se quiere realizar un diagnóstico del territorio que determine el potencial de los reservorios y corredores urbanos de biodiversidad de París, en el que se distingan la tipología de hábitats propios de la ciudad, una lista de hábitats prioritarios, una lista de 6 sub-tramas y una lista de especies concretas a proteger.
Para poder cartografiar los “reservorios urbanos de biodiversidad”, cualquier espacio superior a una hectárea será objeto de calificación. Esto significa que sobre el territorio parisino existen un centenar de lugares, municipales o no (como son espacios verdes públicos y privados, cementerios, campos de deporte…)susceptibles de dicha calificación. La calificación consiste en la evaluación de la capacidad de acogida de biodiversidad sobre la base de distintos criterios (superficie, número de subtramas, presencia de hábitats prioritarios, flujos de frecuentación del lugar, iluminación, gestión ecológica, etc).
En una segunda parte, se identificarán los “corredores urbanos de biodiversidad” que permiten la circulación de especies entre dos reservorios (intra-muros o no) que, a su vez, serán calificados.
Así pues la trama verde y azul de París está en estos momentos en fase de elaboración.
Por otra parte, y mediante la ampliación del artículo 13 del PLU que define las características que deben presentar los espacios libres y plantaciones, se añade y clarifica la vegetalización de los edificios ya edificados.
La modificación del PLU intensifica dispositivos en favor de la ciudad “vegetalizada” y aumenta en un 10% los objetivos de revegetación (en el suelo (terreno abierto), fachadas o cubiertas); incorpora la posibilidad de una ligera retirada de alineación con el fin de poder enraizar plantas trepadoras y vegetalización de cubiertas de más de 100m2 en lugar de 200m2 como hasta ahora para los edificios ya construidos y la obligatoriedad de vegetalizar las cubiertas de superficies superiores a 200m2 de las nuevas construcciones o nuevas sobreelevaciones de los edificios ya existentes.
Además, se añaden dos disposiciones para fomentar la agricultura urbana. Los espacios destinados a tales efectos se contabilizarán, a partir de ahora, como zonas verdes, invernaderos y sistemas de producción agrícola y se autorizarán a realizar tanto en suelo como en cubiertas de los edificios.
Medias en favor de una “movilidad suave”
En materia de movilidad se implantan normativas que consideran la baja continua de las tasas de motorización de los hogares parisinos, el sobredimensionamiento de los parques de estacionamiento de los sectores periféricos revelados en abundancia de plazas desocupadas, la progresión de la bicicleta , el despliegue de servicios de coche compartido y el desarrollo de transportes públicos. En este sentido, destacan los objetivos del ayuntamiento en disuadir el estacionamiento del automóvil en los centros de trabajo y la reducción de la contaminación atmosférica.
En este sentido, la principal medida adoptada ha sido la eliminación de la obligación de construir estacionamientos para los programas de vivienda y el establecimiento de normas máximas (y ya no mínimas) de aparcamientos para oficinas.
Al mismo tiempo, se promoverá el aparcamiento de bicicletas: se le dedicará un 3% del suelo edificable, contra el 2,25% del PLU anterior. El nuevo PLU dará más flexibilidad en su implantación, a favor del estacionamiento a nivel. Estos objetivos se correlacionan con los adoptados en el Programa de desarrollo del uso de la bicicleta para el periodo 2015-2020 adoptado en 2015, el denominado “Plan Vélo” para el que se destinan 150 millones de Euros y que pueden descargar en este enlace.
Los objetivos de este Plan son ambiciosos:
  • Que el 15% del total de los desplazamientos efectuados París se realicen en bicicleta en 2020, cuando en 2015 representaba solo el 3%. De este 3% solo el 8% son trayectos del domicilio al trabajo. Así, pues, se pretende multiplicar por cinco la presencia de la bicicleta en París.
  • Pasar de 700 a 1400 km de vías para los ciclistas.
  • Se toman medidas de facilitación del uso de la bicicleta, como la creación de una red principal continua y homogénea, la Red Exprés Bicicleta,organizada según los ejes Norte-sur y este-oeste así como en las vías de circunvalación de la ciudad. Se crean señales de ceda-el-paso específicos en las intersecciones de estos dos grandes ejes de la ciudad. Además se contempla la creación de vías de doble sentido para las bicicletas para calles de sentido único.
  • Se crearán 10.000 nuevas plazas de aparcamiento para bicicletas con servicios de intermodalidad. Es decir, aparcamientos que serán estudiados con el fin de ofrecer un servicio adicional a los ciclistas de París cerca de sus áreas de trabajo, residencia, actividad y ocio.
Logística urbana
El desarrollo del comercio electrónico y entrega a domicilio, supone una alteración en las formas de entrega al cliente final. Es lo que se conoce como logística del último kilómetro o de la última milla. La multiplicación del transporte a domicilio supone más traslados específicos cuando no una logística inversa (por ejemplo, en caso de devolución de entrega), lo que se acompaña de más contaminación, más ruidos, más desplazamientos rodados por la ciudad.
Para ello, se prevén puntos de penetración de mercancías de diferentes medidas, basadas en el uso de contenedores móviles que permitan la conexión entre medios de transporte masificados y vehículos adaptados a la entrega final.
Para abordar estos cambios, el Ayuntamiento ha creado una nueva categoría de Construcciones e instalaciones necesariaspara servicios públicos o de interés colectivo(CINASPIC), los Espacios Logísticos Urbanos (ELU). Esta clasificación ha permitido establecer una red de unos sesenta perímetros de localización “ELU”. A partir de estos “ELU”, las entregas de mercancías a clientes finales podrán realizarse a pie, en bicicleta, en scooter eléctrico… en definitiva, centros logísticos donde se realice la ruptura de carga que permita una mejora ambiental y en la eficiencia de los últimos desplazamientos para la entrega final a clientes.
Por otra parte, el municipio ha cambiado la norma para poder excavar en el corazón de parcelas y desarrollar, de este modo, las superficies de logística mediante la reutilización de los sótanos existentes. El Ayuntamiento entiende que con la reducción del coche en la ciudad, se acabará teniendo un superávit de estacionamientos. Puesto que muchos de ellos se encuentran en el sótano con una altura relativamente baja de techo, se debe poder excavar y proporcionar acceso a la luz del día, y de este modo ganar nuevos espacios.
Esta posibilidad de optimizar la función de locales existentes, a veces infrautilizados o incluso degradados, para actividades de interés general como son la logística urbana y la gestión de los residuos, constituye una alternativa a la construcción sistémica de nuevas instalaciones que podrían dar lugar a impactos ambientales, y, por lo tanto, al consumo de espacio. En este sentido, se introduce en el reglamento el artículo UV.2.1 referido a locales de sótano existentes y a los que se autoriza el cambio de uso para la acogida de actividades ligadas a la entrega y recogida de mercancía y gestión de residuos.
Medidas para las mejoras energéticas y ambientales de las construcciones
Se aplica la igualdad territorial para la realización de obras de ahorro del consumo energético, reducción de efectos de gases invernadero y el desarrollo de energías renovables. La normativa ambiental se aplica mediante el artículo 15 del reglamento del PLU y en él se establecen objetivos específicos en las nuevas construcciones difusas y eleva los requisitos ambientales para las ZAC (Zone d’Aménagement Concerté).
Las ZAC son operaciones de iniciativa pública para la planificación urbanística sobre un terreno. Las ZAC pueden ser iniciativadel Estado, una administración regional, municipal o un ente públicoen la que se proyecta una iniciativa que implica una modificación urbanística. Se entraentonces en un proceso de estudio y diagnóstico de las necesidades de los futuros habitantes y usos que se prevén llevar a cabo en el que también intervienen los habitantes, asociaciones locales y otras personas interesadas en el marco de la concertación y la organización de reuniones públicas. El promotor público debe crear un informe de creación de la ZAC que incluirá la viabilidad técnica, económica y financiera así como las cuestiones ambientales como son el tratamiento de aguas pluviales, recogida de residuos, mejoras energéticas y el rendimiento ambiental de los edificios. Finalmente, se presenta el procedimiento elegido para su realización. Se aprueba entonces por el consejo municipal o comunal.
Respecto a las aguas pluviales destacan la introducción de disposiciones que favorecen la retención y reutilización de aguas pluviales para mejorar la gestión del agua, técnicas alternativas de control de aguas pluviales para limitar los aportes de aguas pluviales en las redes y la lucha contra la impermeabilización de los suelos y medidasque favorezcan el reciclaje de aguas pluviales.
En cuanto a la gestión de residuos, destaca una disposición que favorece la instalación de compostadores en espacios vegetalizados para incentivar el reciclaje de los residuos orgánicos. Con ello se deben promover disposiciones en favor del acondicionamiento de espacios para el almacenamiento de residuos para la recogida selectiva y la recuperación para la reutilización.
Finalmente, en cuanto a las disposiciones relativas a las características térmicas y energéticas de las construcciones y los materiales, las nuevas propuestas reglamentarias buscan:
  • El enfriamiento de los edificios con el fin de rebajar el efecto islote de calor urbano característico del territorio parisino y garantizar el confort en verano de sus ocupantes.
  • Hacer “respirar” mejor las fachadas de los edificios mediante aislamiento de los materiales de construcción, con el fin de permitir a la humedad interior que sea naturalmente evacuada y mantener la salubridad de los edificios.
  • Mejorar la eficacia energética del parque inmobiliario de París a largo plazo mediante la disminución del consumo energético y gracias a la producción de energía renovable.
Para ello destaca la disposición, tanto para construcciones existentes como para las nuevas, de la obligatoriedad de instalación de dispositivos de ahorro energético, salvo excepciones tales como de carácter técnico o de preservación de patrimonio.
También subrayar que, para proyectos de construcción nueva y rehabilitación que implique la realización de obras mayores de edificios existentes en que la superficie de suelo sea superior a 1500m2, debe acompañarse de instalaciones de energía renovable. Este lindar también contempla que las cubiertas sean vegetalizadas cuando no estén ocupadas por otros dispositivos de ahorro energético o de producción de energía renovable. Las excepciones también se aplican en este caso sobre todo cuando se trata de la protección del patrimonio arquitectónico y el paisaje urbano.
El rendimiento energético y ambiental pasa también por la elección de los materiales utilizados, sobre todo para la limpieza y las obras de los edificios existentes, por lo que se recomienda el uso de materiales de origen biológico, materiales naturales (es decir, aquellos no fabricados por la acción del hombre), renovables (que puedan explotarse sin que sus reservas se agoten) o reciclables.
Gestión de residuos:
El PLU también contempla un ambicioso plan de gestión de residuos de proximidad actualmente en desarrollo. Tal y como lo prevén las orientaciones del PADD, es necesario que París implemente una densa red de puntos de aportación voluntaria de residuos, asociados a dispositivos de puntos limpios. Un esquema director de residuos de proximidad está en proceso de elaboración a estos efectos.
El PLU debe contribuir, sobre todo por la vía normativa, a poner en marcha esta ambiciosa acción. Al respecto, las disposiciones normativas relativas a la gestión de los residuos son objeto de adaptaciones análogas a aquellas que fueron descritas en lo concerniente a la logística urbana. Así, la lista de las CINASPIC se completa con un ítem que designa “las construcciones e instalaciones dedicadas a la recogida, a la recogida separada, a la preparación en vistas de la reutilización, incluyendo la venta de productos que resulten de ellas, o del tratamiento de residuos (reciclaje, clasificación, compostaje, eliminación…)”. Del mismo modo, la modificación del artículo UV.2.1., mencionado anteriormente, también concierne a la gestión de residuos. En efecto, como los equipamientos de logística urbana, los espacios dedicados a la gestión de residuos serán admitidos en los sótanos de locales existentes en la zona UV, cuando su capacidad y características lo permitan.
Pueden consultar la presentación completa del nuevo PLU en este enlace.

Vivir mejor es más eficaz

Article publicat a Sin Permiso

Jorge Moruno 

24/07/2016
Con el paso de los años corremos el riesgo de naturalizar y normalizar situaciones que nunca lo son. Si en 2005 se acuña el neologismo “mileurista” para denunciar la realidad de toda una generación, hoy, en 2016, esa misma cifra incluso cuando el dinero vale menos, ya no se utiliza como una forma de calibrar la precariedad salarial. Hoy nuestro baremo es más servil y se contenta cada vez más con menos. Algo parecido sucede con el empleo cuando atendemos a sus entresijos y nos adentramos en la maraña de relaciones de dominio y dependencia, que mezclan un retorno feudal con el contrato emocional propio de la empresa contemporánea. Si hablamos de empleo no podemos referirnos a cualquier modalidad de contratación, pues empleo no es sinónimo de trabajo, ha sido más bien una manera históricamente concreta de entender el trabajo.

Si por empleo entendemos un trabajo estable, indefinido, que permite programar en el tiempo la vida y está asociado a ciertos derechos junto con capacidad de consumo, lo que nos encontramos hoy en “la lucha contra el paro”, no es empleo. Cuando los contratos de un día han crecido un 102% desde 2008 y el 77% de los nuevos empleos “creados” en 2015 fueron temporales. Cuando más de la mitad de quienes se encuentran en riesgo de exclusión social no salen de esa situación a pesar de encontrar un trabajo. Cuando se dispara en un 350% la cifra de becarios que suplen un trabajo pagado por otro que muchas veces es gratuito, cuando el fraude de ley se hace norma y autónomo quiere decir heterónomo, la sociedad articulada en base al empleo, se resiente. Según indica el “Índice de calidad en el empleo” de la OCDE, España ocupa el penúltimo lugar de 34 países. Desde 2012 hemos descendido 10 posiciones.
Gracias a las reformas laborales, no solo el trabajo calificado de precario deja de ser empleo, incluso el empleo indefinido significa otra cosa distinta desde el momento en el que se abarata el despido, se erosionan las condiciones laborales y se reducen los sueldos. Ante semejante zócalo lo importante no son únicamente los números, las estadísticas, números que por otro lado, indican que desde la entrada de Rajoy en el gobierno hasta la EPA del III trimestre de 2016, hoy hay 123.000 personas ocupadas menos. Las salidas que nos ofrecen pasan o por dedicar tu vida y alma a conseguir sacar un proyecto adelante, endeudarte, sacrificarte, “trabajar cada vez más, disfrutar menos”, o si no eres capaz de perseguir tus sueños con tenacidad, endeudarte más, ganar menos y asumir la precariedad y el paro crónico como norma.
¿Cómo es posible que haya tanta escasez en medio de tanta abundancia? El “capitalismo popular” pregonado por Thatcher en donde cada vez más gente se hacía propietaria, se ha resuelto como una gran estafa. No es una sociedad de propietarios, es una sociedad de hipotecados y de precarios, una fábrica de personas endeudadas que ven laminada su libertad y sus esperanzas. El señuelo según el cual la salida del proletariado era hacerse propietario, ha servido para convertir a la vivienda, la educación, o la sanidad, en un acceso privado, en una deuda permanente. Tenemos que invertir a Thatcher, hace falta más sociedad, más tejido, más encuentro, más instituciones que frenen la tormenta desatada por las finanzas contra la libertad.
La sucesión de mentiras del PP solo han producido un descontrol en las cuentas. Primero decían que no había desviación del déficit sabiendo que no era cierto. Pero el problema nunca ha sido cumplir o no a rajatabla con un dogma como el del déficit, sino el uso que se ha hecho de su incumplimiento. En lugar de invertir en modernizar el país hicieron una reforma fiscal regresiva que ha provocado una fosa de 8.000 millones de euros.
Lo mismo sucede con el adelanto del impuesto de sociedades -una chapuza que no enfrenta la reforma fiscal necesaria-, pues la discusión no se dirime entre si se está o no en desacuerdo con esta medida, importa sobre todo el para qué se aplica esta medida. Son 6.000 millones de euros que no se destinarán a invertir en necesidades sociales, en mejorar la economía popular, sino en tratar de llenar ese pozo llamado déficit. La disciplina presupuestaria no tiene una justificación económica, porque el problema no está en la contención del gasto sino en la insuficiencia del ingreso. El dogma del déficit es un elemento de control político que garantiza la subalternidad de los pueblos y sus necesidades a las finanzas.
Lo importante, y esto es crucial para pensar en salidas democráticas, eficaces, innovadoras y transformadoras de la crisis, pasa por entender que si el trabajo ya no es empleo, entonces toca hacer un nuevo puzzle social para garantizar la dignidad general. La OCDE indica que entre 1990 y 2012, los países donde más han descendido las horas de trabajo resultan ser más productivos. Eso no implica una causalidad total, influyen también la formación, la inversión en capital fijo y el tipo de tejido productivo, pero marca una tendencia. Se trata de prioridades. En España se sube la edad de jubilación -Merkel la bajó en Alemania a los 63 años- al tiempo que se impide entrar en el mercado laboral a la juventud, y para cuando entra lo hace en condiciones muy precarias.
¿No sería más racional subir la calidad de vida en lugar de la edad de jubilación? Vivir mejor, más natalidad y trabajar menos -trabajamos 280 horas más al año de media que en Alemania-. La calidad de vida debe venir por el ingreso garantizado y no solo por el empleo remunerado, dicho de otro modo, para asegurar la calidad de vida hay que garantizar ingresos y derechos al margen de tener un empleo. El sindicato más grande del Reino Unido adopta como propia la demanda de una renta básica universal, lo cual supone ya una renovación de la proyección sociopolítica del sindicato, dado que se asume como terreno de conflicto a la vida en su conjunto y no solo dentro del centro de trabajo. Hay que trabajar por trabajar menos horas y hacer otro uso del tiempo, hay que poner racionalidad en las inversiones buscando aquello que genera sinergias y cuyos efectos mejoran la calidad de vida en lugar de empeorarla.
Por cada euro invertido en educación física se ahorran 4 en sanidad. Por cada euro invertido en el asesoramiento dietético en la sanidad la sociedad recibe a cambio un neto de entre 14 y 63 euros. Por cada euro que se invierte en un área protegida se obtienen 80 de beneficio, pues sale más barato mantener la biodiversidad que arrasarla y luego tratar de imitar su efecto. Por cada euro invertido en apoyar la bicicleta se multiplica por 9 euros su retorno a la sociedad. Invertir en infraestructura para la bicicleta y los peatones crea más empleo que las infraestructuras viarias. Para todo esto hace falta dinero, para que haya dinero hay que subir el suelo adquisitivo de la sociedad, hay que generar más ingresos de manera más justa e invertirlo con una finalidad de mejora colectiva priorizando a la economía local. Vivir mejor y sufrir menos. Esa es la máxima a seguir para construir un país en donde el aumento de la libertad sea inversamente proporcional a las hipotecas y las deudas contraídas.

dimarts, 26 de juliol de 2016

El cambio climático provocará 250 millones de refugiados

Article publicat a La Vanguardia
  • Las guerras del futuro, después de oro y petróleo, serán combatidas por el control de los recursos hídricos

El cambio climático provocará 250 millones de refugiados
El cambio climático amenaza con incrementar la frecuencia y la gravedad de sequías como la de Burkina Faso en 2012 (.)


En muchos países, especialmente los menos ricos, la tierra se vuelve más árida, avanzan los desiertos, el ganado muere y los recursos hídricos disminuyen o se contaminan. Según los demógrafos, en pocos años, las actuales olas migratorias hacia Europa nos parecerán más bien modestas, en comparación con lo que nos depara el futuro.
En 2014, el Internal Displacement Monitoring Center (IDMC), del Norwegian Refugee Council, estimó en 19,3 millones de personas huyeron de sus hogares debido a catástrofes medioambientales. Los migrantes seguirán huyendo de guerras y crisis económicas, pero la razón principal de estos desastres será el cambio climático.
En 2010, una ola de calor y una sequía extraordinarias golpearon Rusia y Ucrania. Las cosechas de trigo se redujeron un 33% en Rusia y un 18% en Ucrania. Los dos países, entre los mayores productores de trigo del mundo, prohibieron o redujeron drásticamente las exportaciones.

Zonas más afectadas por la sequía (en rojo) en los últimos 10 años en el Mediterráneo central y oriental
Zonas más afectadas por la sequía (en rojo) en los últimos 10 años en el Mediterráneo central y oriental (LV)
El precio del trigo se duplicó en pocos meses, azotando en particular a los países de Oriente Medio y Norte de África. En enero de 2011 los manifestantes que en Túnez inauguraron las Primaveras Árabes, salieron a la calle agitando barras de pan.
Siria ha experimentado su peor sequía entre 2006 y 2011. La mayor parte del ganado murió y unos dos millones de personas abandonaron el campo para inundar las ciudades, sin trabajo. El agua se volvió un bien escaso y de difícil acceso. Las protestas fueron reprimidas con violencia, abriendo camino a la guerra civil, por la que la población siria está abandonando el país.
Jos Lelieveld, director del Instituto Max Planck de Química (Alemania), ha estudiado la posible evolución de las temperaturas en el cuadrante de Oriente Medio hasta 2100: ya en el verano de 2050, por la noche el termómetro no bajará de los 30° y al mediodía se fundirá a 46°, tocando los 50° a final de siglo.
Responsabilidad desigual Las consecuencias del cambio climático son proporcionalmente mucho mayores para los países que poco o nada han contribuido a las emisiones de gases de efecto invernadero
Amplias áreas de Oriente Medio y Norte de África serán inhabitables y muchas de las 500 millones de personas que allí viven, podrían verse obligadas a emigrar.
Las guerras del futuro serán por el agua
Cada año en África se producen millones de muertes por sed, junto con muchas otras relacionadas con la falta de agua potable. Según una opinión muy compartida, las guerras del futuro, después de oro y petróleo, serán combatidas por el control de los recursos hídricos.

La región de Darfur, en Sudán , cerca  del Chad, es una de  las más afectadas por la sequía, el hambre y la pobreza  en el continente africano
La región de Darfur, en Sudán , cerca del Chad, es una de las más afectadas por la sequía, el hambre y la pobreza en el continente africano (.)
El lago Chad, frontera natural entre Níger, Nigeria, Camerún y Chad, en medio siglo ha perdido cerca del 85% de su superficie, un drama para las más de veinte y dos millones de personas que viven en su cuenca. La sequía, las hambrunas y epidemias golpean también en Mauritania, Mali y Somalia, causando un éxodo incesante hacia los campamentos de refugiados y, para los más atrevidos y desesperados, hacia la ilusión de una nueva vida en Europa.
Otras áreas del mundo podrían convertirse en puntos de partida para nuevas ondas de migración. El desierto de Gobi avanza unos 10.000 km2 al año, amenazando a Mongolia y a las regiones de Ningxia y Gansu, en China. Lo mismo ocurre en Alaska y Groenlandia, donde la perdida de hielo causa estragos en las actividades de caza y pesca de los nativos, empujándoles a abandonar sus hogares.
Leer más
El refugiado climático no está legalmente reconocido
La ONU estima que en la actualidad más del 60% de las emigraciones que se producen en el planeta se dan por huracanes, inundaciones o sequías y que serán 250 millones los refugiados climáticos dentro de 2050. La Oxford University también alerta del problema. Otros estudios, citados por la BBC, dejan la cifra en 200 millones.
Pese la certeza del drama y la alarma mundial, el estatus jurídico de refugiado climático no existe.
Paula San Pedro, de la ONG Oxfam Intermón, aclara que, “nosotros no les llamamos refugiados climáticos, porque es un concepto que no está presente en la Convención de Ginebra de 1951 y, por lo tanto, no tendrían derecho a la protección internacional; además, es muy difícil aclarar la condición de migrante climático, a menos que no sea un caso muy ejemplar como el de las islas del Pacífico”.

Imagen tomada en 2015 de la inundación en la población de Eita, en Kiribati
Imagen tomada en 2015 de la inundación en la población de Eita, en Kiribati (Jonas Gratzer / Getty)
La primera petición de asilo de un refugiado climático
En 2013 causó un gran revuelo la solicitud de asilo por razones climáticas formulada a Nueva Zelanda por un ciudadano de Kiribati, un pequeño Estado del Pacífico formado por 33 islas en las que viven 103.000 habitantes en grave peligro por la subida de las aguas. La solicitud fue rechazada porque el requisito internacional para obtener la condición de refugiado no contiene motivos medioambientales.
Para solucionar esta situación, los representantes de 75 estados se reunieron en Ginebra los días 12 y 13 del pasado octubre en el marco de una conferencia mundial donde se presentó una propuesta de agenda de protección de los refugiados climáticos y víctimas de desastres naturales. La iniciativa es el resultado de las consultas regionales llevadas a cabo por la Nansen Initiative, un organismo creado por Suiza y Noruega en 2012.

Los países pobres  padecen con frecuencia la contaminación provocada por los países ricos
Los países pobres padecen con frecuencia la contaminación provocada por los países ricos (LV)
Uno de los riesgos de obviar el problema medioambiental
Debemos considerar que las consecuencias del cambio climático son proporcionalmente mucho mayores para los países que poco o nada han contribuido a las emisiones de gases de efecto invernadero y que no tienen los recursos para adaptarse.
El diplomático británico Crispin Tickell, en 2007 ya avisaba de que “aquellos que tienen escasez de comida, agua y que no pueden desplazarse a países donde parece que todo es maravilloso, van a adoptar medidas desesperadas para tratar de conseguir sus objetivos. Debemos aceptar que la violencia entre comunidades y entre las naciones podría incrementarse”.

Las ciudades más verdes se vuelven más injustas

Article publicat a  Público

La mejora ambiental del entorno provoca una revalorización de las viviendas que termina por expulsar a las clases más vulnerables.

La investigadora ha realizado un estudio piloto sobre la "gentrificación verde" en la ciudad de Barcelona. / DANNY NAVARRO
Las ciudades que crean o restauran bienes o infraestructuras verdes contribuyen a medio y largo plazo a la exclusión de colectivos sociales más vulnerables. Así se desprende de un estudio realizado por un equipo de investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) liderado por Isabelle Anguelovski.

La socióloga y geógrafa ha analizado cómo el perfil socioeconómico de los vecinos varía significativamente cuando su zona de residencia experimenta un proceso de “reverdecimiento” con la creación de parques, áreas verdes, o corredores ecológicos.
Los procesos por los cuales las ciudades potencian la construcción y recuperación de espacios naturales no benefician a todos los ciudadanos por igual
El estudio pone de manifiesto que los procesos por los cuales las ciudades potencian la construcción y recuperación de espacios naturales no benefician a todos los ciudadanos por igual. Se trata del proceso denominado como “gentrificación verde” por el que la población original de un barrio de clase media-baja o baja es desplazada por nuevos habitantes con mayor poder adquisitivo que llegan a la zona atraídos por la proximidad de nuevos parques y zonas verdes y por la oferta concurrente de viviendas mas atractivas.
Como consecuencia, el precio del alquiler y de venta de las viviendas experimenta un incremento considerable, de manera que los colectivos más vulnerables no pueden hacer frente a los precios y tienen que acabar marchándose a vivir a otras zonas, menos atractivas y con una calidad de vida más baja.

“Nuestra hipótesis es que las ciudades más verdes se vuelven más desigualitarias e injustas”, explica Anguelovski, coordinadora de un proyecto científico que pretende profundizar sobre este tema y evaluar el impacto social que provoca la introducción de la naturaleza en los barrios.

“Hay que mejorar la calidad ambiental de los barrios, verdificarlos, pero no a cualquier precio”, comenta la experta quien incide en la necesidad de que este tipo de procesos se acompañe de políticas que controlen la especulación inmobiliaria en la zona, promuevan las promociones de vivienda social, limiten las licencias de alquiler de corto plazo o fomenten la creación de redes de apoyo entre los vecinos y entre comercios locales.

Para la realización de su proyecto Greenlulus (Green Locally Unwanted Land Uses, en inglés), Anguelovski ha recibido una subvención de 1,5 millones de euros de la Unión Europea (Starting Grant del European Research Council). Durante los próximos cinco años, un amplio equipo coordinado por Anguelovski comparará la situación de 20 ciudades de Europa y otras 20 de Estados Unidos, con el objetivo de elaborar un ranking de las urbes ambientalmente más justas así como su impacto social y en la salud de los residentes.
Estudio piloto en Barcelona
Este proyecto cuenta ya con un estudio piloto realizado en la ciudad de Barcelona que evidencia la “gentrificación verde”. El estudio Evaluando los impactos de la gentrificación ambiental en los barrios históricamente vulnerables de Barcelona analizó cómo ha variado el perfil socioeconómico de las personas residentes junto a 18 parques y jardines creados en Barcelona entre 1992 y principios de la década del 2000, en Sant Andreu, Sant Martí, Nou Barris, Ciutat Vella y Horta-Guinardó.

Los resultados muestran cómo en algunos barrios, la mejora ambiental del entorno ha provocado una revalorización de las viviendas que ha terminado por expulsar a las clases más vulnerables para dejar paso a ciudadanos con rentas más altas.
En Barcelona, la mejora ambiental del entorno ha provocado una revalorización de las viviendas que ha terminado por expulsar a las clases más vulnerables
El estudio utiliza seis indicadores: inquilinos con título universitario; inmigrantes no comunitarios, inmigrantes procedentes de países del Norte; residentes mayores de 65 años solos; incremento de la renta de los habitantes y el valor de la vivienda. Los investigadores consideran que se produce “gentrificación verde” cuando se detectan tres de estos parámetros de forma simultánea. Así sucede en los parques de Poblenou y Nova Icària, ambos en Sant Martí, y en los jardines Príncep de Girona, en Horta.

Este fenómeno se nota de manera extraordinaria en la zona próxima al parque de Poblenou, donde los vecinos con un mínimo de una licenciatura que viven a menos de 100 metros de la zona verde han aumentado en un 689% frente al 139% de la media de Sant Martí. El incremento también fue significativo en los parques de las Cascades, Port Olímpic, Nova Icària y Carles I.

Los ingresos de las familias que residen en zonas cercanas a los parques crecieron considerablemente (20,5% en Poblenou) y la presencia de extranjeros de países del norte se disparó en algunos casos hasta el 3.791% en los alrededores del parque de Poblenou, frente al 228% de todo el conjunto de Sant Martí, mientras que la cifra de extranjeros procedentes de países del sur descendió.

Por el contrario, en otras barriadas más estigmatizadas de Nou Barris o de Sant Andreu donde no se ha producido “verdificación” se ha incrementado el porcentaje de familias de colectivos más vulnerables, con la hipótesis de que proceden de los barrios que se han aburguesado como consecuencia de las mejoras ambientales.

Si bien estas zonas se benefician de nuevos espacios verdes, algunas son también zonas donde sigue faltando dinamizar el tejido comercial local, mejorar la calidad de las escuelas, y crear nuevos motores de actividad económica para los vecinos más vulnerables.